Free Web Hosting  

El Latinoamericano - Sitio de contrainformación dedicado a Latinoamérica

PORTADA-ARTICULOS-NOVEDADES-NUESTRA HISTORIA-LUCHA-MUSICA-ESPECIALES-CULTURA-PAISES


La historia de Patricio Rey y sus Redonditos de Ricota

La banda se originó hacia el 1976 en la capital de la provincia de Buenos Aires (Argentina), La Plata.Cuando para estos tiempos la Argentina sufría el golpe militar una vez derrocada la presidencia de Maria Estela de Perón.

Cabe destacar que en los inicios esta banda no tenia integrantes ni nombre fijo o propio. Los músicos rondaban entre los 13 y 15 pero se alternaban para cada presentación.

Los tres integrantes que fueron los iniciadores y más fundamentales fueron: Carlos "Indio" Solari (voz), Eduardo "Skay" Beilinson (guitarra) Carmen Castro "La Negra" Poli (manager) y Ricardo Cohen "Rocambole" que seria como el director artístico del grupo, que en ese entonces tenia un negocio de artesanías.

Tal como lo es en la actualidad la música es para ellos una esencia, pero a diferencia que en esos entonces se presentaban en teatros de la ciudad de La Plata, donde a su vez se hacían obras de teatro y se repartían verdaderos redonditos de ricota entre los espectadores allí presentes.

Hacia 1985 después de haber presentado su primer demo llamado "Nene, nena" "Mariposa Pontiac", "Pura suerte" y "Super lógico", presentan su tan esperado disco "Gulp".

Se grabó en los estudios Tubal, durante los meses de Noviembre y Diciembre de 1984. Fué editado a mediados del ´85 ante una gran expectativa por parte de sus fans que lo seguían a lo largo de su circuito en vivo y de la prensa, que intuía un fenómeno naciente. Sobre el debut, el Indio Solari dijo: "Tienen todos los temas que por placer, gusto o quién sabe por qué impulso, queríamos grabar. El material que tenemos, luego de tantos años de no grabar, es enorme. Con el tiempo cambiamos y por eso elegimos los nuevos". La elección del material fue excelente y la presentación discográfica de la banda no pudo ser mejor.

Para presentar este disco Los Redondos alquilan el teatro Astros de la Avenida Corrientes. Sin embargo, a último momento Valeria Lynch agregó nuevas funciones a sus ciclos y la banda se quedó sin fechas. Había que buscar otro lugar y, como los pubs hacia bastante que quedaban chicos, se optó por presentar su disco en "Cemento"

Por medio del gran esfuerzo que significó realizar una producción totalmente independiente, Los Redondos pudieron transportar al vinilo, la magia y energía que transmite el grupo en acción. Teniendo en cuenta que las condiciones de grabación no fueron buenas, el resultado del disco es positivo y fue posible capturar parte de la fuerza demoledora de Los Redondos en escena.

El éxito de "Gulp" era cada vez más notable y a la banda no le costaba llenar lugares como "Gracias Nena", "La Capilla" y "Prix D´Ami", asi que descubrieron un nuevo sitio que se convertiría en historia para los ricoteros de la primera hora; se trataba de Palladium. Este disco tuvo como invitado a Lito Vitale.

Al año siguiente lanzan al mercado su segundo disco, el mas fabuloso de toda su carrera: Oktubre, que con este disco alcanza la máxima popularidad. En esta trabajo se nota la mejoría en lo que a cambios temáticos se refiere, además de lograr un notable afianzamiento instrumental y una popularidad cada vez más amplia, que quedaría de manifiesto con la edición de este disco.

Grabado y editado en 1986 la segunda placa de Los Redondos, repite la histórica fórmula de la propuesta independiente. Es, básicamente, un disco de rockanroll, con intenciones y posibilidades concretas. El resultado de varios años de trayectoria, se refleja en un conjunto de canciones consistentes, con melodías, letras y temática que confirman el caudal poético del Indio. El titulo alude a los acontecimientos de 1917, y sobre el disco, su principal responsable dijo: "Proponemos una estética donde está de alguna manera refleja, a través de la letra y de la gráfica, una solidaridad de los sensibles en todo lo que se oponga a las situaciones de injusticia y vejámenes que la especie humana padece en todos lados".

Durante los primeros meses de 1987, la banda se dedicó a prepara su tercer álbum "Un baión para el ojo idiota", y por lo tanto las presentaciones en vivo se redujeron notablemente, aunque en las pocas apariciones que hicieron comenzaron a presentar temas como "Vencedores vencidos", "Noticias de ayer" y "Todo un palo", entre otros. Según el Indio este disco es el más representativo de su música y cultura.

Así como el álbum anterior había tomado ciertos aires del realismo socialista, "Un baión para el ojo idiota" elige a los medio de comunicación (en especial a la televisión), y los somete al juicio desgarrador y no menos hilarante de la poesía del Indio Solari.

Desde su misma presentación, la tercera será la producción mejor acabada. El arte de tapa, también en este caso corrió por cuenta de Rocambole. "El baión es un ritmo musical descomprometido e ideal para aplicar al mundo televisivo y coordinar así la locura." , decía el Indio. En este mundo contradictorio, Los Redondos mostraban con sus letras crónicas que iban más allá de la simple costumbre pública que aparecen en los medios. El tercer vinilo, festejaba una década de vida para Los Redondos y mostraban un sonido más interesante que nunca.

La reaparición oficial se produjo ante más de tres mil personas en Cemento, frente a un público cada vez más comprometido con el fenómeno cultural y musical que significa hasta hoy la banda.

Patricio Rey le encontró finalmente "el punto" a los discos. Fue la obra mas lograda en la trilogía y la que marcó el reencuentro del grupo con su veta pop ("Vencedores vencidos", "Todo un palo"). El rock enérgico no perdió terreno ("Masacre en el Puticlub", "Aquella solitaria vaca cubana") y suena mejor que nunca. Otros temas de la placa son "Todo preso es político", "Ella debe estar tan linda" y "Noticias de ayer"

En 1989 edita "¡Bang! ¡Bang!....¡estas liquidado!" y deciden presentarlo en el teatro "Bambalinas". Por supuesto, a esa altura el fenómeno Patricio Rey había cobrado dimensiones impresionantes y las bandas no entraban cómodamente en lo que puede definirse como teatro.

La banda ya congregaba multitudes en sus conciertos y había confirmado, en su producción anterior, la solidez para afrontar los trabajos discográficos. Con "¡Bang! ¡Bang!...¡estás liquidado!" el grupo ganó -merecidamente- el rubro "Disco del Año" en la encuesta anual de la revista "Pelo" y constituyó un soporte óptimo para una secuencia de verdaderos clásicos de la banda. "La Parabellum del buen psicópata" primero y "Un héroe del whisky más" ya eran considerados hits antes de su edición y fueron consagrados durante sus presentaciones en vivo. "Rock para los dientes" y "Ropa sucia" serán dos crudos y furiosos golpes de rockanroll con un sonido bien logrado y bueno arreglos. La temática de las letras se trasladó hacia experiencias más cotidianas y abandonaron ciertos símbolos y la mitología del álbum anterior son más densas y transparentan un mundo enviciado de sexo, marginación e injusticias.

El Indio Solari , definitivamente, se afianza como el más atrayente e inigualable vocalista del rock local. Su voz áspera se adapta a los tonos más disímiles y se acopla al sonido integral de la banda. Fue un gran suceso comercial y, con él, recibieron todo el apoyo masivo que tenían merecido desde hace tiempo atrás. "Maldición, va a ser un día hermoso", fue otro gran éxito de la placa.

En 1991 editan un nuevo álbum llamado "La mosca y la sopa", al mismo tiempo que deciden no presentarse en vivo, debido a los problemas que se sucedieron después del 19 de Abril y que volverían a producirse en casi todas las presentaciones de la banda, aunque no con consecuencias tan trágicas. En Mayo de 1992, por ejemplo, hicieron un show en el Microestadio de Lanús, donde se registraron varios heridos y en Julio del mismo año hubo algunos detenidos después de un recital en el Microestadio de Racing.

Quinto álbum que no hace más que solidificar la presencia de Los Redondos en el panorama del rock nacional. Hay rocanroles al palo, temas mas pop y una producción impecable tanto del sonido como del arte de tapa que, como no podía ser de otra manera, recayó en manos de Rocambole.

La placa incluyó muchos temas que el grupo ya había presentado en vivo a modo de adelanto ("Fusilados por la cruz roja", "Toxi-Taxi", "Nueva Roma" y "Un poco de amor francés"), pero tuvo otras sorpresas escondidas como "Mi perro dinamita", "El blues de la artillería" y esa joyita titulada "El pibe de los astilleros" que se han convertido en nuevos clásicos de la banda.

Luis Robinson, de Mississipi Blues Band, en armónica y Lito Vitale en teclados conformaron el staff de invitados que aportó todo su talento en esta nueva entrega redonda.

Muchas veces los fans de Los Redonditos se preguntaron por qué su banda favorita no grababa un álbum en vivo, teniendo en cuenta el poderío de Patricio Rey y el clima único que se da en todos los conciertos. Como oyendo ese pedido, el grupo lanzó a fines del 1992 una producción grabada en vivo y titulada "En directo". El mismo incluyó una selección de los mejores temas del quinteto pero el sonido no tuvo la calidad y contundencia esperada. Fue uno de los discos más desaparecidos de su historia aunque la pasión del público de Los Redondos no se vió afectada para nada. Esa relación amorosa continúa intacta y no hay quien la quiebre.

En el 1993 sale a la calle el sexto álbum de la banda, el doble "Lobo suelto Cordero atado" con 25 temas. El mismo fue presentado en el estadio del Club Huracán los días 19 y 20 de Diciembre de ese año ante 60 mil personas, en dos recitales que nuevamente estuvieron marcados por incidentes. Cansados de los problemas con una parte del público con la policía y los ataques de algún sector de la prensa, Los Redondos deciden suspender sus presentaciones en la Capital Federal a partir de 1995. Así fue como empezaron los recitales en pequeñas ciudades del interior del país, como una presentación en San Carlos (Santa Fé), en Agosto de 1995 ante más de 7 mil personas.

En el año 1996, después de un largo tiempo de inactividad, Los Redondos ponen en la calle "Luzbelito", y las bandas reclamaban la presencia del grupo sobre algún escenario. Por lo tanto, en Marzo de ese año se fija la cita en el Patinódromo de Mar del Plata. En esa oportunidad, el público llegó a la ciudad desde muy temprano y desde Buenos Aires se organizó la salida de los famosos "trenes ricoteros".

Una de las características de este disco fue su presentación en una caja de cartón, con sonidos de alta calidad y fidelidad y con grandes obras de artes hechas como siempre en todos sus LP por el maestro Ricardo Cohen "Rocambole".

Con la edición de "Último bondi a finisterre" el noveno disco de la banda (en estudio), Los Redondos se atrevieron a dar un revuelco musical muy desafiante, aún a riesgo de perder algunos adeptos. En este álbum, la banda experimenta con su propio "tecnorock", salpicado de programaciones, samples y efectos. Ellos los definen como "audigames", una especie de juegos o dramas musicales.
El Indio definió este trabajo con las siguientes palabras:

"Nos dimos el gusto de hacer un producto no estándar. Este trabajo del sonido, que parece una novedad, en nuestro demos está hace mucho. Yo ya componía a partir de la computadora y el sampler y después reemplazaba la programación por la banda, pero quedaban muchas texturas por el camino. Ahora decidimos dejar las cosas sin que el pulso rockero de los Redondos se apoderara de todo el asunto. Y, en realidad, el acto fundacional tiene que ver con Luzbola, que es nuestro estudio propio. La tecnología te permite plagiar, secuestrar sonidos y eso es rico porque eso amplía el campo posible de la música. Para nosotros, a esta edad sería un castigo tener que estar todos los Sábados "chan-chan-chan". Eso ya es trabajar de uno mismo, hacer de clásico."

El disco fue presentado los días 18 y 19 de Diciembre en la cancha de Racing Club de Avellaneda donde se manifestó un verdadero, esperado y nuevo ritual ricotero. El show contó con la seguridad de un recital internacional. Con respecto al regreso de la banda al escenario y teniendo en cuenta que se trataba básicamente de la presentación del último trabajo, el Indio aclaró que el álbum en vivo "va a sonar mas rockero."

La historia de Patricio Rey continua avanzando día a día y con ella un sin fin de novedades y manifestaciones rocanroleras que nos hacen temblar el corazón.

Tomado de El Infierno de Luzbelito - http://www.redonditosdericota.com